Independiente de que en otoño se produce una mayor caída de pelo debido a un hecho natural, no debemos olvidar que somos mamíferos y nuestro organismo se está preparando instintivamente para el invierno, es en esta época del año cuando mucha gente toma conciencia de que está perdiendo pelo, pero ya no por un tema biológico, si no por un tema hormonal, alimenticio, estrés, etc.

Casi la mitad de la población masculina en edad adulta, entre 20 y 64 años, sufre problemas de caída de pelo o calvicie.

Sólo en España se realizan unas 5.000 intervenciones de transplante capilar al año y las cifras siguen aumentando.

Las estadísticas demuestran que casi el 40% de los hombres perderán algo de pelo cerca de los 35 años, pero la proporción aumenta hasta un 65% en hombres de 60 o más años. La calvicie o la pérdida de cabello también es conocida como alopecia. La forma más común de pérdida de cabello es la calvicie masculina, también conocida como alopecia androgénica.

El patrón de calvicie masculina tiene un gran componente hereditario y puede pasar de una generación a otra. Este tipo de calvicie puede afectar a hombres en su mayoría con una edad comprendida entre 20 o 30 años. Sin embargo, también pueden darse casos en hombres de más edad o adolescentes. Es muy importante comenzar con un tratamiento adecuado lo antes posible, y evitar así la total caída del cabello.

Lamentablemente, la caída de cabello ha dejado de ser un problema exclusivamente del hombre.

La Alopecia femenina actualmente afecta a un pequeño porcentaje de mujeres entre los 20 y 30 años y a un 30% de aquellas que tienen entre 40 y 60 años.

La falta de información hace que el 97% de las mujeres que sufren alopecia intenten detenerla por sus propios medios, y cuando han pasado por varios tratamientos sin éxito, y se dan por vencidas, acuden a un profesional.

Tratamiento Instimed contra la caída de pelo

Durante la consulta informativa, al paciente se le deja muy claro que si la pérdida de cabello es por motivos genéticos u hormonales, lo único que podemos hacer es retrasar el máximo la alopecia, y si la pérdida de cabello es por tema alimenticio, estrés, factores emocionales, cuidados inadecuados, sí se puede llegar a detener dicha pérdida capilar.

En resumen, que si el pelo se tiene que caer, se acabará cayendo hagamos lo que hagamos. Nos gusta ser claros y sinceros con los pacientes, ya que de esta forma nos evitamos malos entendidos y desilusiones.

El tratamiento se divide en tres partes:

  1. 1ª consulta médica
  2. Tratamiento de choque (unos tres meses)
  3. Tratamiento de mantenimiento (una vez al mes)

1ª consulta médica

En esta primera consulta que dura aproximadamente una hora. El médico realiza una serie de pruebas con el fin de conocer el estado del cuero cabelludo y los posibles motivos de la pérdida de cabello:

  • Analítica.
  • Movilidad del cuero cabelludo
  • Maniobra de Jacket (pellizcamiento)
  • Signo de Saboureaud.
  • Phmetría
  • Microcámara: a través de una microcámara se estudia el grado de vascularización sanguínea, seborrea, descamación, pitiriasis, elementos contaminantes (polvo, lacas, pinturas, etc.)
  • En base a este estudio, el médico pauta los productos más adecuados para su tratamiento capilar: champú, loción, baño capilar, estimulantes y programa las sesiones de tratamiento.

Tratamiento capilar

El tratamiento dura entre 2 y 3 meses, que incluye:

  • 15 sesiones de tratamiento terapéutico en las que se realiza: limpieza capilar y tratamiento con vacumterapia, radiofrecuencia, láser capilar y masaje capilar (excepto pelo graso).
  • 2 sesiones de bioestimulación: la bioestimulación es una técnica que consiste en emplear el propio plasma del paciente para una regeneración celular.
  • 2 controles médicos durante el tratamiento.
  • En algunos casos el médico puede recomendar un par de peelings, que estaría incluido en el precio.

A parte, se le mandan unos tratamientos domiciliarios (champú y loción) cuyo coste va a parte.

Finalizado el tratamiento de choque se le plantea al paciente continuar con un mantenimiento, que le supone al paciente, acudir una vez al mes a la clínica.

Conclusión

Gracias a nuestro programa capilar personalizado logramos:

  • Detener la caída de cabello, si la pérdida capilar es debida a una mala alimentación, estrés, factores emocionales o cuidado inadecuado.
  • Retrasar al máximo la caída del cabello, si la pérdida capilar tiene un componente hormonal o genético.
  • Mantenimiento del cabello tras un microinjerto capilar.
Foto de fondo creado por freepik – www.freepik.es
Foto de personas creado por Dragana_Gordic – www.freepik.es