fbpx

Si has tomado la decisión de pasar por el quirófano para someterte a una  intervención de cirugía plástica, seguro que te  vienen  a la cabeza un montón de preguntas. A qué clínica acudir, en qué manos ponerte, qué resultados debes esperar de la operación  y cómo será el postoperatorio, suelen ser algunas de las más recurrentes.  Si lo que quieres, concretamente, es conseguir un vientre plano y firme, entonces lo más adecuado sería que te sometieras a una abdominoplastia, para eliminar el exceso de piel y grasa de una manera rápida y definitiva. Normalmente, las personas que se decantan por este tipo de intervención suelen hacerlo por los efectos del embarazo o por haber sufrido importantes pérdidas de peso.

En cualquier caso, si tu decisión está tomada, te recomendamos que prestes atención al siguiente post. Empieza el año con buen pie y piensa que tener un vientre plano es mucho más sencillo de lo que imaginas. Eso sí, no dejes algo tan importante para ti en manos de cualquiera. Consulta todas tus dudas y elige al mejor especialista.

abdominoplastia-1 ¿En qué consiste una abdominoplastia?

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico cuya finalidad es eliminar el exceso de piel y de grasa de la parte media y baja del abdomen, con lo que conseguimos, además, reforzar la musculatura de la pared de esa zona de nuestro cuerpo.

Es bastante normal que se lleve a cabo en pacientes que han tenido un aumento significativo de peso, que lo han perdido con posterioridad y que están preocupados por el aspecto de su abdomen. Este puede haber aumentado de volumen por un exceso de grasa y piel, por abobamiento de la pared abdominal o por ambas razones. También es habitual en mujeres que han tenido varios embarazos.

Según el Dr. Ignacio Ortega Remírez, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de las Clínicas INSTIMED, si hemos decidido someternos a esta intervención, debemos tener muy presente un aspecto importante: “esta cirugía no sustituye a la realización de dietas y ejercicio físico y no tiene las mismas indicaciones que las liposucciones”.

Es una cirugía en la que los resultados se observan desde el primer momento y son muy duraderos, salvo que el paciente sufra cambios de peso importantes”. El Dr. Ortega añade que, desde el comienzo, se podrá observar una mejoría considerable del contorno corporal.

abdominoplastia-2 Tipos de abdominoplastia

Según comenta el Dr. Ortega, aunque existen diferentes tipos de abdominoplastia, la base de todas es la misma: retirar la piel y grasa sobrantes a través de una incisión horizontal, lo más baja posible, para que pueda quedar tapada por la ropa interior o por un bikini.

En cualquier caso, podríamos establecer las siguientes tipologías:

  • Abdominoplastia convencional: la cicatriz es horizontal y se libera el ombligo que se vuelve a recolocar.
  • Mini-abdominoplastia: sólo se trata de una incisión horizontal en la que no se libera el ombligo. Corrige solamente el exceso dermograso por debajo del ombligo.
  • Abdominoplastia en T invertida: se realiza en aquellos pacientes con exceso de piel muy importante tras una pérdida muy significativa  de peso. Además de la cicatriz horizontal, se realiza otra incisión vertical a lo largo de todo el abdomen.

abdominoplastia-3 ¿Qué medidas debemos tomar antes de someternos a una abdominoplastia?

 Antes de someternos a este tipo de cirugía es importante llevar a cabo un estudio preoperatorio. Además, las semanas previas se debe evitar el uso de antiinflamatorios y de otros fármacos o alimentos que puedan complicar la coagulación.

En algunos casos, el cirujano le podrá pedir al paciente una ecografía abdominal para descartar la existencia de hernias. Si el especialista detectara alguna durante la prueba, las podría corregir en la misma intervención de forma sencilla.

abdominoplastia-4 ¿Qué precauciones debemos tomar tras una abdominoplastia?

El Dr. Ortega afirma que es muy importante mantener unos hábitos de vida saludables. Además de hacer ejercicio de forma regular, debemos evitar los cambios de peso para que la zona tratada no se resienta.

¿Cuánto tiempo dura una abdominoplastia?

La cirugía dura alrededor de 3 horas y media y se realiza bajo anestesia general. En muchas ocasiones, el cirujano aconseja acompañarla de una liposucción de flancos para lograr así un contorno más definido.

Recomendaciones tras una abdominoplastía

El Dr. Ortega asegura que, tras la intervención es importante prestar atención a los cuidados de la cicatriz y de la piel que la rodea. Para ello, es aconsejable utilizar cremas hidratantes. Además, también es recomendable complementarlo con algunas sesiones de aparatología como la radiofrecuencia.

Los parches de silicona también favorecen, de manera significativa, que la cicatrización sea más rápida. En poco tiempo conseguiremos que las secuelas de la intervención sean prácticamente imperceptibles.

Como es lgico, los expertos aconsejan, adems, que, durante el primer ao, no expongamos al sol la cicatriz ni la zona operada. De este modo, evitaremos pigmentaciones, tanto en la propia cicatriz, como en la zona que la rodea.

Conclusión

Si una dieta equilibrada y el ejercicio físico no son suficientes para lograr tu objetivo y tener un vientre plano, es muy probable que una abdominoplatia sea la mejor solución. Es una intervención segura y eficaz, con la que los resultados son visibles en muy poco tiempo. Además, podrás reincorporarte a tu trabajo rápidamente.

Elígete a ti, elige INSTIMED.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share This