fbpx

Mamas tuberosas: cuando no solo el tamaño te acompleja

|

¿Es verdad que nos gustan los pechos grandes? Los datos del sector apuntan a que cada año se realizan en España 18.000 operaciones de mamoplastia de aumento, nombre con el que también se conoce a esta técnica, siendo la más común en el sector de la estética.

Pero no siempre que se acude a la consulta de un cirujano plástico se hace por una cuestión de tamaño, y es que las asimetrías y malformaciones del pecho son otro motivo más por el que una mujer toma la decisión de operarse.

El desarrollo de los pechos en las mujeres es impulsado principalmente por las hormonas. Este proceso suele comenzar entre los 7 y los 14 años de edad, aunque su desarrollo total se completa entre los 13 y 18 años. Pero en algunos casos la producción de estas hormonas es anómalo y termina dando lugar a ciertas deformaciones, comúnmente conocidas como Mamas Tuberosas.

¿Qué son las Mamas Tuberosas?

Las mamas tuberosas (también denominadas mamas tubulares, mamas constreñidas o mamas cónicas) suponen una anomalía en el desarrollo de las mismas que puede afectar tanto a uno como o ambos pechos en una misma paciente. Dicha malformación se manifiesta especialmente en el polo inferior y también en los polos laterales. Su aspecto es el de unas mamas demasiado separadas, con un polo inferior corto y con una forma, en mayor o menor medida, “tubular” o “cónica”. En muchos casos hay un cierto grado de caída y de herniación de la areola con un diámetro excesivo de la misma, es decir, se “abomba” por la presión ejercida por la glándula mamaria. El aspecto de “cucurucho” que presenta el pecho puede ocasionar tanto o más complejo que un pecho pequeño, afectando a la autoestima y a las relaciones sociales.

¿Porqué se producen?

Las mamas tuberosas son más frecuentes de lo que pudiera parecer. En nuestra experiencia, aproximadamente el 40% de las mujeres  que operamos para aumentar el pecho son mamas tuberosas en alguno de sus grados.

Durante el crecimiento, puede ocurrir que el tejido que cubre la glándula mamaria presente una alteración en forma de rigidez excesiva y no se expanda adecuadamente con el crecimiento progresivo de la glándula mamaria. De esta manera, la glándula que va creciendo se siente presa en la piel que no se expande y tiene la tendencia a herniarse y salir por el lugar de menor resistencia, que es la fina piel de la areola y el pezón.

Se caracterizan por:

Mamas tuberosas

  • Déficit de tejido y estrechez de la base de la mama.
  • Areolas grandes.
  • Herniación de la glándula mamaria dentro de la areola.
  • Surco submamario alto.
  • Muy frecuentemente, además puede presentarse:
    • Asimetría
    • Ptosis o caída de la mama

Hay varias clasificaciones. Dividiendo la mama en cuatro cuadrantes, esta es la más usada:

  • Grado I: déficit de tejido en el cuadrante inferointerno.
  • Grado II: déficit de tejido en ambos cuadrantes inferiores.
  • Grado III: déficit en todos los cuadrantes.

¿En qué consiste la Cirugía reparadora de las mamas tuberosas?

Por lo general, lo que se solicita es un aumento de pecho sin conocer que es necesario realizar una remodelación y expansión de los cuadrantes inferiores para mejorar su aspecto y corregir su forma.

En INSTIMED NORDETIA contamos con uno de los mejores equipos de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, expertos en la corrección de la anormalidad y forma de este tipo de mamas. Durante la primera consulta se realizará una completa exploración de las mamas (tamaño, forma, consistencia, estado de la piel, grado de tuberosidad ), porque la técnica quirúrgica es diferente y hay que elegir la más idónea para cada caso.

Los especialistas hacen hincapié en la importancia una valoración adecuada para la corrección de las mamas tuberosas, ya que, en los casos más leves, algunas mujeres piensan que, simplemente, tiene el pecho pequeño.

No hay dos correcciones iguales de mamas tuberosas. El cirujano debe adaptar el tratamiento al grado de asimetría de la mama, a la forma del pecho, al tipo de cuerpo y al estado del tejido mamario. En casos en los que se requiera realizar una elevación o se necesite reducir o elevar las areolas, o bien en casos severos de tuberosidad y con asimetrías importantes, será necesario realizar abordajes periareolares. Por otro lado, con grados medios de tuberosidad la vía de abordaje será como en el caso de la mastopexia (en vertical o T invertida).

La duración de la intervención también viene determinada por la complejidad del caso; que por lo general dura entre una hora y media a dos horas aproximadamente con una noche de ingreso hospitalario.

Resultados

Gracias a esta intervención logramos un pecho con una forma más natural y simétrico, corrigiendo la malformación inicial y eliminando la herniación de la base del pecho. Los resultados son realmente satisfactorios, consiguiendo que te sientas bien contigo misma y vuelvas a tener esa seguridad que probablemente hayas perdido. Sabemos lo difícil que es tener un complejo y lo que complica las relaciones sociales en general. Con este tipo de tratamientos conseguimos que las pacientes ganen confianza y, por tanto, autoestima.

Elige salud, elige INSTIMED NORDETIA

Comparte

Newsletter

Lo último

Lo más visto

Secciones

Tags

Atención al cliente y citas

Fuse
© 2020 Instimed Nordetia. Todos los derechos reservados. Política de privacidad.