fbpx

Lobulo rasgado

La operación más frecuente de cirugía plástica auricular es la corrección de las orejas en forma de asa o de soplillo. Sin embargo, el lóbulo de la oreja puede producir por sí solo inconformidad estética por diferentes motivos.

ELÍGETE A TI, ELIGE INSTIMED

ELIGE INSTIMED PARA REALIZAR TU OPERACIÓN DE LOBULO RASGADO

¿En qué consiste la operación de lobulo rasgado?

La utilización de pendientes pesados, los dilatadores y la edad, a partir de los 50 años se pierde grasa y colágeno (firmeza) en esa zona, tiene una consecuencia muy clara y es que el lóbulo se rasga y se descuelga. En algunos casos, incluso, puede llegar a desgarrarse. Afortunadamente, existen alternativas muy poco invasivas para solucionar este problema y conseguir reducir el lóbulo de la oreja (si fuera necesario) y hacerlo mucho más estético y armonioso.

Este tipo de intervención se suele realizar no solo en aquellos pacientes que presentan el lóbulo rasgado o enlongado por la edad, debido a un desgarramiento accidental o por el uso de dilatadores, también es frecuente que se lleve a cabo en aquellas personas que, sencillamente, presentan un lóbulo demasiado abultado.

¿Cómo se puede solucionar el lóbulo rasgado?

Al analizar un lóbulo rasgado, podemos encontrarnos con dos casos diferentes:

  • Lóbulo rasgado totalmente: El lóbulo está dividido en dos. Suele ser debido al peso de los pendientes junto con el envejecimiento de la oreja o en ocasiones a algún tirón o traumatismo que ha generado que el lóbulo se haya rasgado hasta abajo.
  • Lóbulo rasgado parcialmente: El lóbulo está dividido parcialmente. En estos casos nos encontramos con un agujero muy amplio que dificulta llevar pendientes.

La solución para el lóbulo rasgado es fundamentalmente quirúrgica. Es una intervención muy sencilla y se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria, por lo que no necesita hospitalización.

¿Cómo se realiza una intervención de lóbulo rasgado?

 

Tras limpiar debidamente toda la zona, se aplica la anestesia local. Después se procede a retirar la piel del interior del agujero o del desgarro.

Posteriormente se sutura tanto por la parte anterior, como por la posterior, permitiendo una correcta cicatrización. Este proceso no lleva más de 30 minutos (ambos lóbulos) y los puntos de sutura se retiran pasados unos 10 días.

¿Cómo se realiza una operación de lobulo rasgado?

Duración: 45' - 1h aprox. si se trata de una armonización global

Post-tratamiento: evitar mojar los puntos hasta que se retiran al 7-8 día.

Alta médica: inmediata.

Hospitalización: no requiere, es ambulatorio.

Anestesia: se hace en consulta bajo anestesia local.

Resultados: los resultados se ven desde el primer momento, aunque la cicatriz requiere unos meses para que sea imperceptible.

Ventajas de la operación de lobulo rasgado

Es una intervención muy sencilla, que permite hacer una vida normal inmediatamente.

Se puede realizar un nuevo orificio al cabo de un mes, aproximadamente, aunque, según indican los especialistas, es recomendable hacerlo a unos milímetros del agujero original.

Transcurridos 3 meses, la cicatriz desaparecerá por completo, o será prácticamente imperceptible.

Otra de las ventajas de este tipo de reparación quirúrgica, es que también es válida para piercings en labio, nariz, ceja, pezones, ombligo y genitales externos. 

Con esta sencilla intervención, además, se recupera la armonía del contorno facial.

En aquellos casos en los que el lóbulo auricular esté flácido y sin volumen, se le podrá devolver su turgencia de una forma muy sencilla: con la simple infiltración de un material de relleno. Este podría ser ácido hialurónico o la grasa del propio paciente.

La lobuloplastia es una intervención cada vez más habitual, rápida y fácil sin ningún tipo de secuelas y demandada por personas de todas las edades.

CONTACTO
Atención al cliente y citas

Estamos a tu disposición para atender todas tus consultas y comentarios. Rellena el siguiente formulario y contactaremos contigo para resolver todas tus dudas.

Elige tu clínica más cercana

NUESTRAS CLÍNICAS

Clínica en Madrid

C/ Santiago de Compostela, 50
Tel. 913 150 404
Metro: Herrera Oria. Junto a C.C La Vaguada

Clínica en Móstoles

C/ Cartaya nº1 Bis
Tel. 916 175 706
Metro: Pradillo y Móstoles Central

Share This