Injerto capilar España vs Turquía



Quiero informarme

No vamos a mentirnos, todos queremos vernos bien incluso cuando los años empiezan a notarse en nuestra apariencia. Una manera de mejorarla es mediante el injerto capilar.

 La pérdida o caída del cabello afecta a más del 50 % de la población masculina en España. 

Se ha convertido en algo tan popular que ya Turquía ha ganado fama no solo por haber sido el país que introdujo el café en Europa sino también por ser uno de los lugares donde el injerto capilar resulta, por describirlo de alguna forma, barato. Pero ¿significa que también es seguro y efectivo?

Vamos a realizar una comparativa al respecto, analizando los puntos más importantes que las personas deben tener en cuenta.

Por supuesto, la principal razón para que la gente considere ir a Turquía a realizarse un injerto capilar es: el precio. Eso es indudable, en Estambul este proceso es mucho más económico que en otro lugar de España, pero cuando nuestra salud está de por medio debemos analizar muchos más aspectos ¿no crees?

Aspecto #1 Instalaciones 

Cada instalación sanitaria tiene que pasar controles de higiene y calidad obligatorios de acuerdo a la legalidad de la Comunidad de Madrid. En Turquía, muchos de los lugares que se dedican a este tipo de práctica no cuentan con las condiciones necesarias y básicas para la realización de un tratamiento médico. En ocasiones, incluso los pacientes deben compartir “quirófano” en lugar de tener una sala solamente para ellos, libre de infecciones, esterilizada y segura.

Aspecto # 2 Diagnóstico

Cada persona es diferente, única en su tipo y por supuesto cada diagnóstico debe ser igual de individual. Los pacientes deben ser examinados minuciosamente, especialmente la zona donante de folículos de cada uno de ellos.  Para ello, los especialistas hacen el análisis más profundo que puedan, pues eso repercutirá en la obtención del mejor resultado posible.

¿Crees que los diagnósticos hechos en Turquía a través de fotos enviadas por emails puedan ser tan acertados?. Mediante el examen de las fotos es imposible que el médico sepa si un usuario padece una condición que impida la operación. En esos casos, el usuario se encuentra con la «sorpresa» antes de la intervención. Las clínicas les ofrecen dos alternativas: o no realizar la intervención, o realizarla mediante un pago en metálico superior al estipulado.   

Aspecto # 3 Profesionales 

En Turquía, esto se ha convertido en un negocio muy lucrativo, por lo que no sería raro que algunos médicos decidieran introducirse en este mundo aún sin estar capacitados para ello. En la mayoría de las operaciones realizadas en Estambul, el médico no participa, solo dibuja la zona para llevar a cabo el proceso y sus asistentes hacen el resto.

En España, la intervención debe ser realizada por un cirujano y su equipo, con la supervisión constante del cirujano. Esto implica que un cirujano no pueda realizar más de una intervención por día y que en ocasiones puede necesitar par de días para llevar a cabo un proceso exitoso.

En Turquía es extraordinario que el cirujano esté presente. Además, por las características del negocio, en el supuesto de necesitarse una segunda intervención (porque la zona donante no esté preparada o porque se necesiten dos intervenciones dada la cantidad de funículos a implantar) tendría que cerrarse una segunda intervención (y abonar una segunda visa, vuelo y estancia). 

Aspecto # 4 Forma de pago

La mayoría de las clínicas turcas exigen un pago en efectivo y a veces adelantos. ¿Cómo te sentirías caminando por un país donde no conoces el idioma, la cultura cargando con mucho efectivo? Por algo nos sentimos seguros con las tarjetas de crédito. Quizás deberíais analizar la posibilidad de ir a la consulta médica y te asombrarías de las distintas modalidades de pago que se ofrecen en España.

Aspecto # 5 Materiales

Como cualquier intervención, esta también es delicada y deben llevarse a cabo todas las medidas de seguridad para que proceso sea exitoso. Hay que tener en cuenta que los materiales que se utilizan en Turquía podrían no haber pasado los exámenes de calidad necesarios. De hecho, hay clínicas que no usan los líquidos adecuados para conservar los folículos correctamente antes de la intervención del paciente.

Aspecto # 6 Revisión y Resultados 

Lógicamente después de una intervención, vienen los días de recuperación y el momento de revisar si los resultados obtenidos, son los esperados. En Madrid, estarías en el centro de la ciudad, por lo que podrás ir y volver desde casa al centro médico de forma rápida. En cambio, en Estambul no estarás tan cómodo. Los primeros días posteriores a la operación son fundamentales.

En Turquía, los médicos consideran que estas revisiones deben hacerse al día siguiente, algo que en España no consideramos en ningún momento, pues puede traer complicaciones para el paciente.

Se está mejor en casa que en ningún sitio

Luego de analizar todos estos aspectos a profundidad, ¿aún no estáis seguros de que España es el mejor lugar para someteros a un micro injerto capilar?

Foto de fondo creado por Iaros – www.freepik.es
Foto de fondo creado por freepik – www.freepik.es
Foto de mujer creado por peoplecreations – www.freepik.es