En este artículo vamos a explicar la técnica de los hilos tensores de glúteos, sus ventajas, los resultados que se pueden esperar, las recomendaciones a tener en cuenta una vez que el paciente se ha sometido al tratamiento y muchas más cuestiones relativa a esta innovadora técnica.

Indicación de los hilos tensores de glúteos

Flaccidez cutánea de la cara interna y superior del muslo, cara posterior subglútea y tercio inferior caras lateral y superior en región superior de la rodilla siempre que haya un panículo adiposo posterior

Material

Hilos de materiales formadores de colágeno lisos, espiculados, bicaras o indentados.

Técnica

A través de una mínima incisión, a la que se ha colocado lidocaína previamente para anestesiar, se pasan tantos hilos como se necesiten para producir una ligera tensión inmediata procurando realizar un anclaje en una zona poco móvil del tejido y siguiendo una dirección de líneas perpendiculares a las arrugas, cruzadas con otras que se opongan a las líneas de tensión de la piel producidas por el efecto de la gravedad. Se pretende inducir la formación de colágeno siguiendo un patrón de malla denso, fuerte y duradero.

Efectos secundarios de los hilos tensores de glúteos

Dolor que se controla muy bien de forma espontánea o con un analgésico débil y hematomas de resolución en menos de dos semanas.

Contraindicaciones

Los hilos tensores de glúteos están contraindicados en pacientes con paniculopatia fibroedematoesclerosa severa, uso de antiagregantes o anticoagulantes, alergia conocida a los materiales del hilo, pacientes malos formadores de colágeno como los que siguen dietas hipocalóricas prolongadas, hipoproteicas, fumadores o de avanzada edad a los cuales les indico un suplemento de colágeno vía oral durante los tres primeros meses después de realizada la sesión.

Resultados

Se evidencia de forma inmediata por un efecto mecánico del hilo y la aguja, sin embargo es a los dos a cinco meses cuando su efecto es máximo y dura alrededor de un año.

Recomendaciones post sesión

Una que el paciente se ha sometido a un tratamiento con hilos tensores de glúteos se recomienda no movilizar la zona para no aflojar los hilos, usar técnicas complementarias para la patología asociada como electroestimulación o ejercicios tónicos pasivos si hay que estimular el músculo. Se pueden repetir tantas sesiones como sea necesario para reforzar o estimular de nuevo la formación del colágeno.

Paciente ideal:

No hay limitaciones de edad sí que se recomienda hacer la sesión cuando la flacidez es incipiente alrededor de los35-40 años de edad. Pacientes que no fluctúen en el peso, sin sobrecarga grasa de la zona, con buena delimitación anatómica de la zona a tratar y sobre todo que tenga expectativas ajustadas a la realidad del tratamiento.

Comentarios:

Es una técnica conocida desde hace muchos años con unos materiales novedosos que son los responsables del éxito de los resultados actuales, es de fácil aplicación en la consulta, rápido, sin molestias, con incorporación inmediata a la vida normal y resultados inmediatos y duraderos que lo hacen de elección cuando queremos tratar la flacidez de zonas localizadas.

Técnica alternativa:

Ya se usaba desde hace un par de años la infiltración de un material de relleno inductor de la formación de colágeno, la hidroxiapatita cálcica, en forma de hilos dérmicos dibujando una malla según el criterio antigravitacional mencionado, que seguro ha sido el punto de partida para la técnica con hilos. Sus resultados son igualmente inmediatos, algo mas precoces porque su mejoría máxima ya se observa al mes de la infiltración e igualmente duraderos alrededor de un año o más según la capacidad formadora de colágeno del paciente.

MARJORIE GARCERANT TAFUR M.D Ph.D