fbpx

¿Cuerpos firmes? Wellcome ondas de choque, las mejores aliadas


¡Qué tiempos aquellos en los que unos glúteos y unos muslos voluminosos repletos de “hoyitos” eran sinónimo de belleza! Las musas de los artistas del Renacimiento mostraban orgullosas sus cuerpos, ya que, entonces, la celulitis no era una de las peores enemigas de las mujeres.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el cuento ha cambiado. Según los especialistas, en la actualidad, se ha convertido en el talón de Aquiles de la estética corporal. Está presente en el cuerpo de más del 80 por ciento de las mujeres y es un tema que preocupa (y mucho).

Según un reciente estudio sobre el cuidado de la piel, el 25 por ciento de las menciones en Internet se corresponden al cuidado corporal, y la patología que más preocupa es, precisamente, la “dichosa” celulitis.

Si es un tema que a ti también te quita el sueño, te sugerimos que le dediques unos minutos a la lectura de este post, en el que te vamos a contar todo lo que las ondas de choque pueden hacer para mejorar el aspecto de la piel de tu cuerpo.

¿Qué son las ondas de choque?

Las ondas de choque son conocidas desde hace más de 6 décadas. Tienen su origen en el ámbito de la Medicina y, en este sentido, se utilizan, por ejemplo, para desintegrar cálculos renales.

En lo que se refiere al terreno de la estética, es una tecnología fantástica para combatir la celulitis, la flacidez, la grasa localizada y algunas arrugas como las que suelen aparecer en las rodillas a determinada edad, y que delatan el paso del tiempo.

Las ondas de choque actúan presionando y atacando a las fibras que se forman entre las células grasas (adipocitos) hinchadas y demasiado grandes; su energía estimula la circulación sanguínea y linfática intercelular, facilitando la regeneración de las células.

Además, tonifican, reducen la grasa localizada y eliminan la piel de naranja. Para que los resultados sean los deseados, se necesitan, como mínimo, 5 sesiones y, si se alternan, se pueden aplicar hasta dos por semana.

El tratamiento lo ejecuta un técnico especializado en estética y, siempre, debe estar supervisado por un médico. No duele en absoluto, y dura entre 10 y 15 minutos. Los efectos sobre la piel se notan rápidamente.

¿Es recomendable combinar las ondas de choque con otro tipo de aparatología?

La respuesta es sí, ya que, según los especialistas, se potencian notablemente los resultados. Nuestros expertos consideran que, las siguientes, son algunas de las combinaciones más recomendables.

  • Ondas de choque + Crioadipólisis: la suma de ambas técnicas es magnífica, ya que ayuda a eliminar el adipodito graso de forma mucho más rápida.
  • Ondas de choque + LPG: se logra un efecto remodelante espectacular.
  • Ondas choque + Accent: la suma de ambos tratamientos produce un efecto de firmeza muy visible en la piel de aquella zona del cuerpo en la que se aplique.
  • Ondas de choque + Mesoterapia corporal: ayuda a reducir centímetros.
  • Ondas de choque + Presoterapia: esta combinación de tratamientos es ideal para estimular y mejorar la circulación sanguínea.

¿Qué zonas del cuerpo se pueden tratar con las ondas de choque?

  1. Glúteos
  2. Cartucheras
  3. Cara interna de los muslos
  4. Abdomen
  5. Flancos

¿Quiénes son los mejores candidatos para someterse a un tratamiento con ondas de choque?

Es un tratamiento indicado especialmente para aquellas personas que no hayan obtenido resultados satisfactorios con otras técnicas, que presentan la lipodistrofia de la celulitis en sus distintos tipos (celulitis blanda, compacta o fibrótica y celulitis edematosa) y aún cuentan con un cuadro de grasa localizada y resistente.

Ventajas de las ondas de choque

  1. Estimulan el metabolismo de las células grasas
  2. Reducen la celulitis
  3. Remodelan la figura
  4. Alisan la piel
  5. Aumentan la tonificación muscular y de tejido conectivo
  6. Activan la síntesis de colágeno y elastina
  7. Aceleran la formación de nuevos vasos sanguíneos
  8. Favorecen la permeabilidad de la membrana celular
  9. Fortalecen el tejido conjuntivo
  10. Mejoran la circulación sanguínea y linfática
  11. Regeneran los tejidos

Recomendaciones a tener en cuenta con los tratamientos con ondas de choque

Es muy conveniente ingerir una adecuada cantidad de agua siempre, pero mientras nos estemos sometiendo a un tratamiento con ondas de choque, aún más. La razón es muy sencilla: la ingesta de agua ayuda al organismo a deshacerse de las tóxinas y residuos que la aparatología trata de eliminar. Según los expertos, en el caso de las tecnologías a base de ultrasonidos, es recomendable tomar un vaso de agua antes de comenzar la sesión y otro al terminar, con el fin de aumentar la eficacia del tratamiento.

Para llevar a cabo una estrategia de 360º, además, es conveniente mantener una dieta saludable y variada, seguida de un plan de ejercicio, (¡muévete!) y sé disciplinada con las recomendaciones del especialista.

Conclusión

Es un hecho, que la celulitis forma parte de la condición femenina. Está presente en más del 80% del cuerpo de las mujeres. Hay tendencias como el movimiento body positive que abogan por dar visibilidad a su anatomía tal y como es. Pero… si ese no es tu caso, y lo que quieres es combatir la celulitis, la flacidez, la grasa localizada y ciertas arrugas corporales, prueba las ondas de choque, la tecnología que, sola, o en combinación con otro tipo de aparatología, remodelará tu figura y le dará un aspecto mucho más firme y liso. Además, son indoloras y los resultados los notarás (y los notarán) en muy poco tiempo.

Elígete a ti, elige INSTIMED NORDETIA

Comparte

Newsletter

Lo último

Lo más visto

Secciones

Tags

Atención al cliente y citas

Fuse
© 2020 Instimed Nordetia. Todos los derechos reservados. Política de privacidad.