Una vez realizada una intervención de aumento de pecho, las pacientes comienzan a tener varias dudas sobre la recuperación y lo que pueda pasar en el futuro. Una de las preguntas más frecuentes es si después de someterse a una cirugía de aumento de pecho tendrán que volver al quirófano para sustituir su prótesis.

Antiguamente, los implantes mamarios ofrecían una garantía de 8 a 10 años, según el fabricante. Esta circunstancia cambió en el 2008, debido a que los standares de calidad en la fabricación de los implantes mejoraron, garantizando una mayor durabilidad ofreciendo garantía de rotura vitalicia.

Gracias a ello las prótesis no necesitan ser sustituidas.

El cambio de prótesis mamaria solo se indica en caso de que el implante sufra una ruptura. Aunque es una situación muy poco probable es importante saber qué puede causarlo y qué síntomas se presentan en estos casos.

Causas principales de ruptura de prótesis mamaria

Normalmente las causas se atribuyen a situaciones accidentales ya sea por un traumatismo violento, la antigüedad de los implantes o la calidad de los mismos.

Prótesis de gel de silicona vs implantes con suero fisiológico (agua salina)

Primeramente, debemos comentar que las prótesis de gel (cohesivo) de silicona se fabrican con un material mejor, por lo que se considera que tienen una mayor duración. Este material permite una mayor resistencia y protección en cuanto a desgaste o ruptura.

El implante de suero fisiológico no presenta estas mismas propiedades, por lo que el porcentaje de ruptura, aunque bajo, es mayor que el de las prótesis de gel.

Siempre se recomienda la elección de las prótesis de gel (cohesivo) de silicona puesto que son mas seguras y fiables.

Síntomas de ruptura de prótesis mamaria

Los síntomas son diferentes según el tipo de prótesis o implante que tenga. Por ejemplo, en el caso de los implantes rellenos de suero fisiológico el pecho, de forma inmediata, pierde el volumen que tiene. El suero escapa del implante y tu organismo se encarga de liberarlo de forma muy rápida.

La situación es diferente con respecto a las prótesis de gel de silicona, su ruptura puede no presentar ningún síntoma y no lo notarías durante varios meses. De hecho, la gran mayoría de las rupturas de los implantes de gel de silicona se han detectado de forma fortuita y aleatoria durante una mamografía de rutina.

Medidas a adoptar en caso de ruptura de prótesis mamaria

Cuando el pecho se siente más blando es uno de los síntomas más comunes de la ruptura de implantes de suero fisiológico, no siendo así en los de gel de silicona donde el pecho se siente más duro.

En cualquiera de los casos de ruptura de las prótesis mamarias, ya sean de gel de silicona o de suero fisiológico, los implantes deben ser extraídos y sustituidos.

Es por ello que, si presenta cualquier dolor, molestia, o percibe alguna modificación, ya sea de aumento o disminución, debe acudir a la consulta de un cirujano plástico (o al que la haya operado) para someterse a un examen clínico y se le indique la realización de un examen radiológico (ecografía, resonancia magnética, mamografía) para descartar cualquier problema.

Conclusión:

Después de analizar todos los aspectos anteriores podemos concluir con que si su prótesis es de alta gama no necesitará cambiarla con el paso del tiempo. Aún pasado el tiempo de garantía del fabricante, sus implantes pueden permaneces perfectamente y durarán toda la vida.

Un consejo es siempre hacerse los chequeos de rutina y ante la más mínima duda de ruptura de implantes, acuda inmediatamente a su cirujano. No debemos dejar nada al azar, especialmente si está involucrada su salud, bienestar y estética.