fbpx

¿Ácido hialurónico o bótox? Descubre las diferencias entre ambos


Tanto el ácido hialurónico, como el bótox, se han convertido en dos de los productos estrella de la belleza del siglo XXI. Ambos son perfectos, si lo que buscas es someterte a retoques muy naturales, imperceptibles, pero muy efectivos.

Según un reciente estudio, comenzamos a interesarnos por los tratamientos estéticos cuando alcanzamos la treintena. El ácido hialurónico es uno de los más populares, pero el bótox no tiene nada que envidiarle. Lo primero que debes tener en cuenta, es que son diferentes, y para saber cuál debes elegir, lo mejor es que sepas qué diferencia existe entre ambos.

La Dra. Marjorie Garcerant Tafur, especialista en Medicina Estética y Nuclear de las Clínicas Instimed Nordetia, nos cuenta en este post cuáles son los beneficios que nos proporciona cada uno de ellos.

¿Qué es el bótox?

“Es una proteína, que, con su doble cadena, es capaz de generar una relajación del músculo en el que se inyecta. La relajación se produce en función de la dosis que se inyecte. Por esa razón, se puede aplicar en todas aquellas personas que tengan una arruga por contracción muscular”.

¿Cuándo es conveniente emplear bótox?

“Realmente la indicación del bótox es para la arruga de expresión que permanece en reposo. Esas arruguitas que se hacen cuando nos reímos, en la frente, alrededor de los ojos y que, cuando dejamos de sonreír, siguen estando allí las fracturas cutáneas.

Se puede colocar desde el momento en el que empezamos a ver la arruga, sin que haya la fractura cutánea (porque actúa de manera preventiva) y cuando ya tenemos la arruga (porque actúa como tratamiento para evitar que se siga marcando)”.

¿Para qué pacientes está indicado un tratamiento con bótox?

“El mecanismo del bótox consiste en inhibir la contracción muscular, por eso se aplica con fines estéticos para difuminar las arrugas de expresión en entrecejo, frente o contorno de ojos. Por eso está indicado para personas que quieran prevenir o difuminar este tipo de arrugas, normalmente desde los 30 años en adelante”.

¿Qué tipo de aguja se emplea para inyectar los tratamientos con bótox?

“Para los tratamientos en los que se utiliza bótox, se emplea una aguja muy finita y directamente en el músculo”.

¿Qué es el ácido hialurónico?

“Es una cadena de azúcares, que en función de lo larga que sea la cadena, y de lo reticulada que esté, es decir; lo unida que esté a otras cadenas, aumenta la durabilidad del ácido hialurónico en el tejido. Para que todo el mundo lo entienda, actúa como una esponja que atrapa agua y, la cantidad de cadenas que unimos, hace que lo podamos utilizar en diferentes planos de inyección. Cuando son cadenas simples, en un plano muy superficial, y cuando son múltiples cadenas, en un plano más profundo. Los del plano más superficial actúan como hidratantes para atrapar agua, y los que actúan en el plano profundo, además de actuar como hidratantes que captan agua, también son capaces de dar volumen”.

¿Qué son los ácidos hialurónicos de nueva generación?

“Además de los tradicionales, existen los ácidos hialurónicos de nueva generación, que no solo hacen lo que hemos mencionado anteriormente, sino que, inyectados en cantidades adecuadas, tienen, además de esa cadena del ácido hialurónico, otro componente activo. En concreto, pueden inducir la formación de colágeno o pueden favorecer la movilidad de esa cantidad de agua que atrapan dentro y fuera de la célula”.

¿Para qué pacientes está indicado un tratamiento con ácido hialurónico?

“Todas las características que hemos mencionado anteriormente, hacen que sea útil utilizar el ácido hialurónico, tanto en pacientes jóvenes (por ejemplo para rellenar los labios), como en personas de edad más avanzada. Esto es así, porque todo el mundo se beneficia de hidratar la piel sin dar volumen, o hidratar, dar volumen y mejorar las formas, cuando el paciente tiene más años”.

¿Qué tipo de aguja se emplea para inyectar los tratamientos con ácido hialurónico?

“Se llevan a cabo a través de agujas del más pequeño diámetro, como las que ya conocemos, pero ahora contamos también con una técnica totalmente novedosa. Hablamos de la aplicación con la microcánula, con la que, desde un solo punto de inyección, tratamos el mayor área posible de la cara. Además, se puede hacer con un solo punto de inyección por cada lado de la cara. La microcánula puede ser utilizada para los hialurónicos no reticulados, para los muy superficiales y para los profundos, que son los que voluminizan”.

Curiosidades sobre el bótox y el ácido hialurónico

Los especialistas en Medicina Estética señalan que el bótox y el ácido hialurónico son dos productos muy útiles tanto en medicina y cirugía estética, como en medicina funcional. No son productos arriesgados, si están bien indicados. En gente mayor se emplean para suavizar las líneas de expresión, pero también para tratar algunas patologías (estrabismo, hiperhidrosis, blefaroespasmo…). En niños se puede usar para algunos casos de estrabismo.

No es recomendable su uso en pacientes embarazadas y, según los expertos, es fundamental ser prudentes a la hora de aplicar estos productos u otros inyectables, para mantener la naturalidad del rostro. Por eso es tan importante que, si decidimos someternos a cualquiera de estos tratamientos, nos pongamos solo en manos de los mejores especialistas.

Conclusión

Si estás pensando en someterte a retoques estéticos muy naturales, pero con resultados muy satisfactorios, el bótox y el ácido hialurónico son dos de las mejores opciones que tienes a tu alcance para lograrlo. Esperamos que, tras la lectura de este post tengas claro cuál de ellos es el que más te conviene.

Elígete a ti, elige INSTIMED NORDETIA

Comparte

Newsletter

Lo último

Lo más visto

Secciones

Tags

Atención al cliente y citas

Fuse
© 2020 Instimed Nordetia. Todos los derechos reservados. Política de privacidad.