Se acerca una de las fechas preferidas para los románticos, San Valentín. Es un día muy especial para todos, para compartir con tus amigos, tu pareja, tu familia… etc. La verdad es que, lo más importante es pasarlo bien con quien queramos. Este es también conocido como uno de los días más dulces del año por las galletas, bombones y postres que se regalan, pero si hace poco has decidido empezar o llevas tiempo manteniendo un ritmo de vida saludable ¿por qué cambiarlo? Siempre hay opciones y no podemos poner como excusa días como este para romper nuestro estilo de vida, mantente saludable, feliz y sigue nuestros pequeños consejos.

El amor y la salud son dos valores de gran importancia en nuestro vivir: el amor es el sentimiento más bello y la salud la fortuna más grande.

1- Conviértete en un chef…

La idea de una cena romántica es otro de los clásicos de este día. Además de ser algo que brindas que es muy personal en lo que pones empeño y dedicación, puedes preparar algo que no esté lleno de calorías y no caiga pesado en el cuerpo. Piensa con antelación qué te gustaría preparar para que tengas todo listo. Una de nuestras sugerencias pudiera ser el pescado, rico en vitaminas y muy saludable. Como postre puedes disfrutar de las fresas y chocolate de toda la vida, pero utiliza chocolate negro, simple y mejor. Y, por último, una copita de vino tinto que siempre es buena para nuestra salud cardiovascular y es menos pesada que otras bebidas mucho más fuertes.

2- Caminata romántica a casa 

Si sales a comer o cenar fuera pues una idea para quemar algunas de las calorías que habéis consumido es una caminata romántica a casa. Llevamos un ritmo de vida acelerado y a veces nos perdemos las cosas más simples: un paseo y una buena charla enriquece la pareja y el alma. Compartid tiempo sin apuro, sin presión, sin estrés y…nunca sabes que puedas encontrar en el camino, que tal si descubres algún sitio que no hayas visto o sea nuevo y disfrutes la última copa de la noche o el postre, el tiempo es tuyo, disfruta, explora y sé feliz.

3- Sorprende con algo inusual…

Como bien sabemos los bombones son uno de los regalos preferidos y típicos del día de San Valentín, pero aun cuando quieras mantenerte sano, también puedes ser diferente y creativo. Si os gusta mucho el chocolate y ese día quieres hacer una pequeña excepción, puedes elegir los bombones que tienes un 70% de cacao, los que son de chocolate negro y estarás consumiendo menos calorías. Siempre tienes la opción de regalar una cesta de frutas, muy bien decoradas. Puedes comprarla o hacerla tu mismo y puedes agregarle otras de sus cosas favoritas…deja volar tu imaginación. ¡Sé diferente, sé original!

4- Baila en pareja

Si eres de los que piensa que la noche es joven, pues que mejor opción que irte a bailar. Dependiendo del ritmo de baile que prefieras, puedes llegar a quemar entre 300 y 400 calorías. Igual podéis apuntaros a clases de baile y hacer algo juntos siempre que sea algo que ambos disfruten. Quizás no habías pensado en estas opciones, pero la mayoría de las veces sólo necesitas cosas simples para tener un día estupendo.

5- Un beso al día realmente puede mantener alejado al médico 

A quien no le gusta besar a esa persona especial…pero sabías que besar es también saludable en muchas formas. Pues sí, besar ayuda a reducir la presión arterial, elimina dolores de cabeza, combate caries y por supuesto quema calorías, puedes llegar a quemar entre 10-20 calorías.

Las personas que besan a menudo sufren menos enfermedades pues las secreciones de hormonas que se generan fortalecen nuestro organismo y pueden funcionar hasta como analgésicos. Además, nos brinda sensación de felicidad y placer. Así que besa mucho y mantente saludable.

No tienes que abandonar tu vida sana para disfrutar de un día especial, ya ves que en cosas muy simples puedes encontrar regalos y actividades originales que no afectan tu ritmo de vida. ¡Feliz día de San Valentín a todos y todas! ¡Disfrutad de un día lleno de amor!